La mayoría de las personas han sufrido estrés alguna vez en su vida.
Problemas laborales, económicos, emocionales, familiares,… cualquier motivo o situación en un momento de flaqueza puede hacernos sentir que no podemos más o que nos supera.

Normalmente, según señalan los expertos, estos agobios o ansiedad suele ser temporales y no crónico. El profesor y miembro de la Sociedad Española de Ansiedad y Estrés, Fernando Miralles coincide con la directora del área infantil del Centro de Psicología Álava Reyes y psicóloga, Silvia Álava Sordo, en que lo mejor es aprender a controlar las situaciones que nos agobian.

Con las opiniones de los dos expertos, Teinteresa.es extrae cinco pasos a seguir para rebajar los niveles de estrés y conseguir que no supongan un problema en  nuestra rutina del día a día.

1. Pensar y reflexionar: Ante una situación que agobia y estresa lo mejor es pararse a pensar en las soluciones que podemos poner de por medio para acabar con el problema. Siempre hay alternativas y métodos, que si pensamos y reflexionamos podremos ordenar en prioridades y preocupaciones más o menos urgentes.

2. Técnicas de relajación: Relajarse en momentos de máximo agobio es muy importante para poder controlar los nervios antes de explotar con un ataque de cólera o de llanto. Para evitar la ansiedad o el estrés hay técnicas que nos pueden ayudar a aliviar la tensión y a concentrarnos mejor en la solución al problema.

Ejercicios de respiración o de músculos ayudan mucho a relajar el cuerpo en momentos en los que el estrés invade nuestro cuerpo con fuerza.

3. Pensamientos positivos: Puede que el estrés no parezca temporal cuando se está atravesando una mala situación, pero el estrés puede desaparecer, generalmente cuando te das cuenta del problema y comienzas a tomar medidas para resolver lo que te preocupa. Si puedes permanecer positivo mientras se atraviesa la situación, ayudará a las personas a superarse a sí mismo con más rapidez.

4. Buscar distracciones: No todo en la vida es trabajar, estudiar o hacer las cosas de casa. Hay que buscar momentos para hacer lo que más nos gusta, escuchar música, ver la televisión, salir, tejer, dibujar o leer. En general cualquier práctica que nos apasione es una excelente terapia para huir de la rutina y del estrés.

5. Acudir al médico si es necesario: Si el estrés no cede lo mejor es acudir a un profesional que nos ayude a superar la “mala racha” y que ayude a buscar las soluciones que en ese momento no se ven.

2017-10-31T00:49:25+00:00

Un comentario

  1. […] sabemos que vivimos en una sociedad donde el estrés forma parte de nuestro día a día y, a veces, dejamos de lado aspectos importantes de nuestra […]

Deje su comentario