Trastorno Obsesivo Compulsivo

Manejar tus obsesiones es posible

Más Vida Psicólogos

Pide cita
Llámanos

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) forma parte de los trastornos relacionados con la ansiedad, si bien la mayoría de la población no tiene mucha información con respecto a lo que supone, las personas que lo padecen son muchas, y las consecuencias de este trastorno resultan limitantes en todas las áreas de su vida, por lo que es muy complicado tener una vida funcional si no se trata adecuadamente este trastorno con un profesional de la psicología especializado en TOC.

Los trastornos de ansiedad suponen para la persona que los sufre un extremado temor e inseguridad, lo que les lleva a estar la mayor parte del tiempo alerta. Sus miedos y preocupaciones les dificultan para llevar a cabo las tareas del día a día, por lo que su vida queda expuesta a las limitaciones de la problemática.

Aunque hay diversos factores que precipitan un trastorno como el TOC, cualquier persona puede llegar a desarrollarlo, no se trata de un trastorno que solo afecta a los adultos, también puede afectar a niños y adolescentes. Se produce de igual manera en mujeres que en hombres.

Que es el trastorno obsesivo compulsivo

Saber que es TOC es importante para comprender mejor el problema, identificar su aparición y ofrecer ayuda a las personas que lo sufren. Quienes padecen este trastorno manifiestan obsesiones que les llevan a las compulsiones. Las propias personas que sufren con estos pensamientos y comportamientos reconocen que lo que piensan y hacen es algo excesivo e irracional, sin embargo, les resulta difícil poder cambiar esta situación, por lo que es inevitable que acaben acudiendo a un psicólogo en Málaga que sea quien les ayude y les acompañe en todo este proceso.

trastorno obsesivo compulsivo

Este problema que aparece como un trastorno de ansiedad limitante, interfiere en la rutina y las actividades de la vida diaria de quien lo sufre (vida laboral, familiar, pareja, relaciones, estudios, etc.).

Este trastorno en el que se presentan ideaciones obsesivas, que suele ir acompañado de acciones que se manifiestan como rituales, produce una gran angustia y malestar a las personas que lo padecen.

Se manifiesta como imágenes, pensamientos, ideas e impulsos que invaden la conciencia de la persona, de una forma bastante persistente e intrusiva. Aunque trata de librarse de ellos, acaban por dominar su mente y por ende sus acciones y conductas. La persona que los sufre considera estas a estas obsesiones como repugnantes y amenazantes; sabiendo que le impiden llevar una vida satisfactoria.

Sus características principales para comprender dicho trastorno son las siguientes:

Obsesiones

Este trastorno obsesivo se compone de pensamiento, ideaciones e impulsos recurrentes que la persona no puede controlar de una forma voluntaria. Son invasivos y actúan de forma exagerada y sin sentido. Quien los padece intenta a toda costa evitarlos y huir de ellos sin éxito. Es en estos momentos cuando se ponen en marcha las conductas compulsivas para poder aliviar la ansiedad producida por las obsesiones.

Los contenidos de las obsesiones suelen estar en relación con la contaminación y la suciedad; otras frecuentes son las relacionadas con el sexo, la violencia y la religión.

Compulsiones

Las compulsiones en este trastorno son una vía de escape para la persona que esta sufriendo de obsesiones constantes que le generan un gran malestar y una ansiedad difícil de controlar. Se trata de conductas repetitivas que aparentemente pueden parecer caprichosas y sin sentido alguno, como lavarse las manos frecuentemente, verificar una y otra vez las mismas cosas. Pueden realizarse delante de otras personas, en público, o bien en secreto. Se manifiestan de una forma siempre ritual y estereotipada.

Este tipo de conducta que se lleva a cabo no representa un fin en sí mismo, sino que más bien se realiza para producir o evitar acontecimientos o situaciones que puedan suceder, que están relacionadas con la obsesión. La conducta claramente no se halla relacionada de una forma realista y con sentido de lo que se pretende evitar, tampoco genera placer ni satisfacción, sin embargo ayuda momentáneamente a reducir la ansiedad. El problema es que cada vez necesita más repeticiones de dicha conducta para sentir cierto alivio. Aunque se reduce el malestar con estos actos compulsivos, acaba resultando contraproducente, pues la persona que padece el TOC, está continuamente reforzando la dinámica de dicho trastorno.

Tipos de TOC

El toc trastorno obsesivo compulsivo se compone de diversos tipos, los cuales suelen ser los más predominantes para las personas que sufren de este trastorno. Las obsesiones pueden ser muchas y variadas, dependiendo de cada persona. Se producen con mucha frecuencia y de forma exagerada, por este motivo generan una gran angustia y ansiedad, y aun razonándolo le resulta posible tener el control de la situación. Estos temores y preocupaciones están relacionados habitualmente con las siguientes temáticas:

que es el trastorno obsesivo compulsivo

Miedo a dañar a los seres queridos: se disparan los pensamientos recurrentes de que sería posible hacerle daño a un familiar, amigo y pareja.

Ordenar: muchas veces se asocia el TOC a esta compulsión ya que es muy característica. Estas personas exigen que todo lo que está a su alrededor permanezca de una determinada forma, siguiendo unas pautas estrictas, con distribuciones incluso simétricas.

Repeticiones: las personas que sufren de esta obsesión, se empeñan en repetir una serie de veces una misma acción. Ejecutan acciones repetitivas, como por ejemplo, con cerrar la puerta 5 veces antes de salir de casa, abrir cada cajón en 10 ocasiones, etc…

Acumulación: se trata de acumular objetos que no tienen significado alguno y de los que les cuesta mucho desprenderse, como pueden ser tapones de botellas, servilletas, cajas, etc.

Suciedad y gérmenes: se tiene una exagerada preocupación a estar contaminado por la suciedad y los gérmenes que existen; creen que pueden contagiarse y contraer una enfermedad si no se desinfectan lo suficiente, por eso es habitual verlos con mascarillas, lavándose las manos compulsivamente, y evitar todo contacto con otras personas y objetos que están al alcance de cualquier otra persona.

Pensamientos intrusos: ideaciones contrarias a sus más profundos valores, son creencias con un componente que puede ser político o religioso.

Dudas constantes: si llevó a cabo una determin