Adultos – Málaga

Disfruta de las más modernas técnicas terapéuticas

Más Vida Psicólogos Málaga

Píde cita
Llámanos

Terapia para adultos en Málaga, un paso más hacia tu bienestar.

En nuestro centro de psicólogía hemos percibido que los trastornos psicológicos en adultos, son cada día más comunes. La vida nos pone ante dificultades y momentos complicados que debemos afrontar, muchas veces sin ayuda. ¡Esto no debería ser así!

Nos agrada percibir que cada vez más la sociedad contempla la posibilidad de acudir a un psicólogo cuando las cosas no van bien, o cuando hemos intentado superar un mismo problema en otras ocasiones sin éxito.
Es ahí cuando los profesionales de la psicología podemos ejercer de gran ayuda.

Cada día son más las personas que sufren pequeños desajustes emocionales que, sin ser graves, impiden que gocen de un bienestar y una calidad de vida satisfactorios.

terapia adultos psicologos malaga infografia
Actualmente, los trastornos más frecuentes en consulta psicológica son los siguientes:

• Ansiedad: Estrés Fobias Ataques de pánico Hipocondría Obsesiones
• Depresión: Tristeza Llanto Falta de energía Melancolía
• Relación con los demás: Timidez Complejos Soledad Agresividad
• Problemas de comportamiento: Ira, falta de control de impulsos
• Toma de decisiones.

“Podemos hablar de problemas de ansiedad cuando se siente mucha ansiedad ante situaciones en que la mayoría de las personas permanecen tranquilas, o cuando se experimenta un grado extremo de ansiedad en situaciones donde la mayoría de la gente se sentiría sólo moderadamente ansiosa.”

Que es la ansiedad, como curar la ansiedad y como controlar la ansiedad, son los tres términos más escuchados y demandados en consulta por la mayoría de personas que acuden buscando soluciones a sus problemas de ansiedad y depresión.

La ansiedad es una respuesta innata de nuestra especie, que tiene como misión la supervivencia. Cada vez que nos encontramos en peligro, el circuito de la ansiedad se dispara haciendo que reaccionemos de la forma más eficaz para sobrevivir, sin embargo, se convierte en un problema para la persona que la experimenta en dos circunstancias:

  1. Cuando la ansiedad aparece ante situaciones totalmente inocuas, que no suponen ningún tipo de riesgo o amenaza para el individuo (o al menos la probabilidad de peligro es muy escasa) como subir ascensores o viajar en avión.
  2. La segunda aparece cuando sí que hay algo en juego y el individuo necesita actuar de forma especial, pero sin embargo la ansiedad que experimenta es desproporcionada, por ejemplo la que experimentaría un alumno que dicho de manera habitual: “ se queda en blanco” ante un examen interpretado por él como importante.

Respecto a la incidencia de la ansiedad se calcula que entre un 15% y un 20% de la población padece, o padecerá a lo largo de su vida, problemas relacionadas con la ansiedad con una importancia suficiente como para requerir tratamiento. La mejora espontánea (es decir sin consulta ni tratamiento) de los problemas por ansiedad es improbable. Sólo se produce en muy pocos casos. En la mayoría de los casos la ansiedad tiende a mantenerse, e incluso a extenderse y generalizarse. Tratar de sobreponerse a base de fuerza de voluntad, como piensan algunas personas, no es efectivo.Querer que los síntomas desaparezcan no da resultado, no es suficiente. Lo más conveniente es tratarse lo antes posible. La gran mayoría de los casos mejoran siguiendo el tratamiento adecuado.