El choque cultural no es, de momento, un término clínico o una condición médica. Es la forma de dar nombre a una serie de sentimientos confusos.

Es el nerviosismo que experimentamos al abandonar nuestro país para vivir en un lugar completamente diferente y nuevo para nosotros. El choque cultural se da, tanto en aquellos que abandonan su país por placer (por un largo periodo de tiempo), como en aquellos que se ven obligados a hacerlo por temas laborales.

El cambio de país, puede ser emocionante y estimulante, y a la vez abrumador. Es normal sentir tristeza, ansiedad, frustración, y además muchas ganas de volver a casa.

Es común tener dificultades de adaptación en un lugar nuevo. Nos enfrentamos a una cultura totalmente nueva para nosotros. Cosas que en tu país de origen no prestabas atención, como por ejemplo la forma de comportarnos, en el lugar nuevo se vuelven un mundo.

inteligencia cultural choque

La buena noticia es que, todo esto, es temporal. A continuación, proponemos las etapas por las que pasamos cuando cambiamos el lugar de residencia durante un largo periodo de tiempo.

  1. Luna de Miel, es el primer contacto con la nueva cultura. Son comunes los sentimientos de entusiasmo, euforia y las ganas de conocerlo todo.
  1. Crisis. Entramos en el periodo de monotonía, todo lo que antes nos parecía novedoso se convierte en normal. Se produce una pérdida de autoestima, ya que aquí, es donde aparece el choque cultural. Nuestra forma de actuar no es la adecuada o aceptada en el nuevo lugar. Es normal encontrarse perdido, angustiado, perdido, nervioso y con ganas de volver. En esta etapa, si no afrontamos la crisis, es cuando normalmente, la gente vuelve a casa. No se han dado el tiempo de adaptación necesario.
  1. Recuperación, autonomía. Comenzamos a ver la luz. En esta etapa aprenderemos a manejar las nuevas situaciones y comenzamos a superar las emociones y sentimientos experimentados durante la etapa de crisis. Aquí es cuando se vuelve a recuperar la seguridad en uno mismo, donde ya uno es capaz de mantener relaciones interpersonales cálidas.
  1. Adaptación, independencia. La última etapa es la de adaptación, una vez superadas las tres etapas anteriores nos encontramos con la completa adaptación, donde ya es una persona independiente, que siente el país de acogida como nuevo hogar.

 

Itziar Villalba

2017-10-31T00:49:00+00:00

Un comentario

  1. […] choque cultural está lleno de retos e inconvenientes, pero también tiene grandes ventajas. Cuando tratar con personas de otras culturas es fuente de […]

Deje su comentario