Cuando una ruptura de pareja es unilateral, es decir, sólo una de las partes quiere dejar la relación, se dan una serie de fases en el duelo de la persona “abandonada”. Vamos a ver cuáles son y lo que podemos o no hacer en cada una de ellas.