Los trastornos de la conducta alimentaria, en este caso la anorexia nerviosa, son multidimensionales, es decir, aparecen por una mezcla de factores fisiológicos, cognitivos, familiares y socioculturales. Son trastornos que van en aumento en el mundo occidental. Vivimos en una sociedad cuyo valor más deseado es alcanzar una imagen corporal y psíquica perfecta como expresión de éxito y elegancia.

En este artículo vamos a hablar sobre uno de los trastornos de la conducta alimentaria más conocidos, la anorexia nerviosa. La anorexia nerviosa es un trastorno serio que pone en peligro la vida de la persona que lo padece. Por lo tanto, la anorexia y el resto de los desórdenes alimenticios no son modas o fases que se pasan con la edad, son trastornos con graves consecuencias si no se tratan.

El número de afectados va en aumento. El colectivo más afectado es el de las mujeres jóvenes, si bien es cierto que cada vez se dan más casos de anorexia en adultos, anorexia en niños…

¿Qué es la anorexia nerviosa?

 

La anorexia nerviosa es un trastorno o desorden que se caracteriza por la pérdida de peso a través de la restricción de alimentos o a través de atracones y purgas. Se caracteriza por la distorsión de la imagen corporal.

Las personas que padecen anorexia nerviosa tienen un miedo excesivo al aumento de peso, y por ello, se preocupan, en exceso, por su figura. Una de las características es la visión distorsionada que la persona tiene sobre su propia imagen, llegando a verse desproporcionada, incluso estando en el peso adecuado o por debajo de éste.

Este trastorno no solo afecta a nivel individual a la persona que lo padece, ya que tiene grandes repercusiones sobre la vida familiar, social, laboral o académica y emocional.

Cuando la anorexia comienza, suele tener un refuerzo positivo por el entorno, llegando a premiar o felicitar la pérdida de peso. Con el tiempo, los síntomas indican que algo no funciona. Es por ello, que hay que estar alerta ante determinados comportamientos o signos que puedan indicar la aparición de la anorexia, ya que si se diagnostica precozmente, la recuperación es mucho más fácil y rápida.

 

Para el diagnóstico de la anorexia nerviosa se incluye:

Consumo calórico por debajo de las necesidades del organismo, esto lleva a la persona a tener el peso por debajo de lo recomendado para su edad y sexo.
Miedo a ganar peso o engordar.
Alteración en la forma en la que uno mismo percibe su propio cuerpo.

¿Cuáles son los síntomas de la anorexia?

Los síntomas más graves de la anorexia nerviosa están relacionados con la restricción alimentaria:

  • Pérdida de peso evidente.
  • Amenorrea (pérdida del ciclo menstrual)
  • El pelo y las uñas se debilitan, de rompen y caen con mayor facilidad.
  • La piel se seca y agrieta, pudiendo llegar a volverse amarillenta o grisácea.
  • Disminuye el pulso y la temperatura corporal.
  • Sensación de frío constante, incluso durante el verano.
  • Estreñimiento o diarreas.
  • Sensación de cansancio, fatiga.
  • Ejercicio excesivo.
  • Mareo.
  • Dolores de cabeza.
  • Anemia.
  • Reducción de masa muscular y ósea.
  • Dolores abdominales.
  • Deseos constante de orinar.

¿Por qué me descontrolo a la hora de comer?

Porque al no estar el cuerpo recibiendo los nutrientes necesarios hace que aparezca el hambre.
El uso de alcohol y drogas, favorecen los descontroles a la hora de comer.
El dejar de comer o saltarse comidas importantes, sienta las bases del siguiente atracón.
Estrés, depresión, aburrimiento, soledad…el atracón alivia a corto plazo este tipo de sentimientos.
Pequeñas violaciones de dietas estrictas

¿Cuáles son las causas de la anorexia?

No existe una única causa para explicar la aparición de la anorexia, sino que se debe a una serie de características. Estas características son factores de riesgo, que pueden ser genéticos, personales, familiares o culturales.

Factores biológicos: están la obesidad infantil, genética, sexo femenino.
Factores personales: personas muy exigentes y perfeccionistas, hiperresponsables, con un exceso de autocrítica, que no se permiten el error, muy competentes. La aparición de pensamientos obsesivos con la comida y la imagen, inseguridad, introversión, baja autoestima, distorsión de la imagen corporal, ansiedad, depresión, trastornos de personalidad…
Factores familiares: padres que tienen o creen tener un exceso de peso y que siempre estén a dieta. Familiares que presenten trastornos alimentarios, padres muy protectores y/o exigentes o depresivos, familias donde el cuidado de la imagen externa es fundamental, mucha preocupación por el peso y la figura, expectativas muy altas sobre los hijos.
Factores sociales: sociedad donde el valor estético domine, donde haya mucha presión por tener el cuerpo perfecto, tener éxito, ser competitivo, anuncios de televisión, revistas, donde la gente es perfecta.
Otros: también contribuyen a la aparición de la anorexia los cambios corporales que se producen sobre todo durante la adolescencia, las críticas con respecto al cuerpo, el exceso de ejercicio físico, el incremento rápido de peso, el inicio de una dieta…

¿Qué tipos de anorexia existen?

Existen dos tipos de anorexia:
Anorexia restrictiva: se caracteriza por presentar, al menos, un periodo de tres meses donde no se han producido atracones o purgas. El bajo peso se debe a la restricción de alimentos o a la realización de ejercicio físico excesivo.
Purgativo: el bajo peso se debe al uso de laxantes, diuréticos o vómitos tras los atracones de comida.

Semejanzas y diferencias entre la anorexia y la bulimia:

Semejanzas:
Entre el 25-30% de los casos de bulimia nerviosa tienen historia previa de anorexia nerviosa.
Es frecuente encontrar casos de anorexia nerviosa que cursan con periodos de bulimia.
Los trastornos de la conducta alimentaria afectan más a mujeres que a hombres, generalmente a mujeres jóvenes con obsesión por la figura corporal.
Miedo a engordar

Diferencias:
Anorexia nerviosa
Bulimia nerviosa
– Peso corporal muy bajo.
– Repulsa hacia el propio cuerpo
– Edad de riesgo entre los 14 y los 19 años.
– Señales físicas claras.
– Mayor negación del problema.
– Sensación de control sobre la comida.
– Se vuelven socialmente retraídos y más introvertidos.
– Peso corporal normal.
– Cuidado del aspecto físico.
– Mayores de edad (entre los 16 y los 18 años).
– Puede pasar desapercibido.
– Niegan su problema.
– Sensación de descontrol.
– Son más extrovertidos y tienen una vida social más activa.

¿Existe la anorexia infantil?

La anorexia ha sido un trastorno que históricamente ha afectado a adolescentes. Actualmente, los casos entre la población infantil van en aumento, especialmente entre los 8 y los 10 años.

Las posibles causas de la anorexia infantil son muy parecidas al resto de casos de anorexia:

  • Malos hábitos alimentarios desde la primera infancia.
  • Falta de horarios y rutina a la hora de comer.
  • La comida se ha convertido en algo desagradable o un castigo para el niño.
  • Familiares, amigos que dan mucha importancia al físico.

Entre las características de la personalidad, se ha observado que los/as niños/as que pueden desarrollar anorexia infantil tienen los siguientes rasgos:

  • Tienen una baja autoestima.
  • Suelen tener rasgos perfeccionistas.
  • Se niegan a comer.
  • Les afecta mucho los comentarios de los demás acerca del peso.

¿Cómo tratar la anorexia?anorexia nerviosa - chica de pie con el móvil en la mano

El tratamiento de la anorexia es largo y complicado. La recuperación es posible y aproximadamente un 70% de las personas afectadas lo acaban superando.
No existe un único tratamiento, ya que depende de las características individuales de cada persona. Lo ideal es que el equipo de trabajo sea multidisciplinar (que esté formado por médicos, psicólogos, educadores, enfermeros…) para proporcionar un tratamiento completo.

Los objetivos en todo tratamiento para anorexia nerviosa deben estar orientados a:

  • Normalizar el peso y el estado nutricional.
  • Modificación de la conducta al comer.
  • Intervenir sobre las complicaciones físicas.
  • Reducir el nivel de actividad física y las conductas purgativas, si es necesario.
  • Conseguir una alimentación sana y reestablecer el balance energético.
  • Facilitar el reconocimiento de las emociones que permitan al paciente establecer las relaciones entre el trastorno alimentario y su mundo emocional.
  • Disminuir la distorsión de la imagen corporal.
  • Entrenar en habilidades de resolución de conflictos.
  • Modificar los pensamientos irracionales con la dieta y alimentos prohibidos.
  • Reducción de la ansiedad social.
  • Enseñar a defender los derechos de forma asertiva, es decir, expresar lo que piensa y siente, sin dominar a los demás, ni dejarse dominar.
  • Ayudar a perfilar la identidad de la persona.

¿Qué consecuencias tiene la anorexia nerviosa?

Al negar al cuerpo de los nutrientes esenciales que necesita para un funcionamiento adecuado, el cuerpo, está obligado a disminuir cualquier proceso, para conservar la energía, presentando las siguiente consecuencias:

Reducción de la densidad ósea, dando así lugar a huesos débiles y frágiles.
Se pierde músculo y aparece la debilidad muscular, y con ello mayor sensación de fatiga y cansancio, así como dolores.
Deshidratación, que puede dar lugar a un fallo renal.
Pérdida de cabello, debilidad de uñas.
Crecimiento en todo el cuerpo una capa de cabello muy fino, para conservar el calor corporal.
Anemia
Deshidratación de la piel apareciendo grietas.
Desaparición de la menstruación.
Arritmias que pueden llevar a un paro cardíaco o a baja presión.

¿Existe la anorexia en hombres?

Aunque el sexo femenino es el más habitual en la práctica clínica, no hay que olvidar la existencia de varones que padecen este trastorno.
Según varios estudios, la anorexia entre las mujeres se da en un 90-95%. Entre los hombres un 5-10%.

entre un 90-95% de los casos de anorexia mujeres y un 5-10% se da entre los hombres.

¿Cómo se puede prevenir la anorexia?

Como es una enfermedad que no se produce por una única causa, la prevención debe ir dirigida a cada uno de esos ámbitos que la generan.

Se puede contribuir a su prevención:

  • Favoreciendo la autoestima y la aceptación de los familiares.
  • Enseñar a ser independiente y autónomo a nuestros hijos.
  • No insistir en la conducta perfecta todo el tiempo.
  • No dar mucha importancia a la imagen personal, peso…
  • Intentar comer juntos.
  • Ayudar a reflexionar sobre los comentarios que se realizan del propio cuerpo.
  • No fijar normas difíciles o imposibles.
  • Controlando los anuncios en los medios de comunicación y aquellos programas donde la imagen sea lo más importante.
  • Enseñando a cuidarse por estar sanos, no por estar perfectos.

¿Cómo puedo saber si tengo anorexia?

anorexia nerviosa - como saber si la estoy padeciendoSi tienes sospechas sobre tu conducta o sobre la conducta de algún familiar o amigo, es importante que prestes atención a las siguientes señales de alerta:

Con respecto a la alimentación: Utilizas o utiliza de forma injustificada dietas restrictivas, preocupación constante sobre el peso o la alimentación, preferencia para no comer en compañía, sentimientos de culpabilidad tras haber comido, comportamiento alimentario extraño, como por ejemplo, esconder la comida, evitar postres, comer muy lentamente…

Con respecto al peso: se producen pérdidas o aumentos de peso injustificadas, miedo exagerado al sobrepeso, ayuno, uso de laxantes…

Con respecto al comportamiento, nunca te sientes satisfecho con tu imagen corporal, preocupación constante, cambios de humor frecuentes, tiendes al aislamiento reduciendo las relaciones sociales, presentas dificultades para concentrarte. Haces ejercicio en exceso y tienes una preocupación excesiva si no lo haces.

¿Cuáles son las consecuencias del uso de laxantes, diuréticos o vómitos?

Nunca llevan a una pérdida de peso sostenida.
Producen pérdida de líquidos.
Cansancio, debilidad, mareos, dolores de cabeza, palpitaciones, dificultad de concentración.
Los ácidos del estómago disuelven el esmalte de los dientes.

¿Cómo puedo frenar los atracones?

Comiendo siempre a la misma hora.
Intentar no quitar ninguna comida después de un atracón.
Conocer los desencadenantes del atracón.
Limitar los atracones a un solo lugar y momento del día.
Buscar actividades incompatibles con el atracón.
Tomar dulces en compañía de otros alimentos, evitando así la bajada de azúcar que se produce en la sangre tras el atracón.
Aprender a gestionar las emociones, entrenamiento asertivo, reestructurar los pensamientos…)

¿Cómo ayudar a una persona con anorexia?

En caso tanto de tener sospechas como la confirmación de que un familiar padece anorexia se recomienda:

Hablar con él/ella de aquello que hemos observado que le está pasando.
Hacer uso de un buen clima de confianza para conseguir que el adolescente reconozca que puede presentar algún problema.
Pensar que es una enfermedad psíquica. Mucha gente tiende a pensar que son manías, y que se pueden superar con mano dura.
Actuar sin dramatizar.
Tener paciencia y constancia.

¿Cuáles son los criterios para hospitalizar a una persona que tiene anorexia?

Cuando el deterioro orgánico amenaza la vida del paciente. Se considera deterioro severo cuando el paciente alcanza pérdidas de peso por debajo del 25-30% del peso ideal. Cuándo el índice de masa corporal es inferior a 14.
Cuando la pérdida de peso ha sido en un periodo muy corto de tiempo.
Cuando existe riesgo de suicidio, altos niveles de ansiedad o falta de control de los síntomas.
Presencia de conflictos familiares, falta de ayuda familiar, alto grado de aislamiento.
Fracasos terapéuticos anteriores.

Conclusión:

Nuestra sociedad ha desarrollado una sensibilidad especial en relación al cuerpo. Se ha establecido que tener una buena apariencia física está relacionada con el éxito social y personal.

Es muy importante concienciar sobre las graves consecuencias que los trastornos de la conducta alimentaria tienen sobre la salud, y así, comenzar a llevar a cabo un cambio en los valores que imponen a través de los medios de comunicación y las redes sociales.

Por ello es necesario, que se promuevan las imágenes de modelos corporales más realistas que fomenten la salud y no la perfección. El simple hecho de asociar delgadez con éxito en los medios de comunicación tiene un impacto directo sobre la percepción que las personas tienen sobre su propio cuerpo. Por lo tanto, el uso de modelos corporales más cercanos a la realidad de las personas puede contribuir a la mejora de su salud física y psicológica.

También se puede fomentar la diversidad corporal: cambiar la imagen de éxito asociada a la delgadez.

Se puede contribuir en los medios de comunicación estilos de vida saludables y hábitos alimentarios saludables, evitando así los falsos mitos sobre la alimentación. Y sobre todo, educar hábitos alimentarios desde la infancia.

Anorexia nerviosa, cuando estar delgada no es suficiente. Málaga 2018
4.8 (96.67%) 6 votes

2018-03-27T09:04:02+00:00

Deje su comentario