Tras la pandemia y confinamiento que hemos vivido estando en casa sin poder ir a trabajar, nos toca enfrentarnos al reto de la vuelta al trabajo tras el coronavirus. Aunque tenemos que continuar con nuestra vida, es evidente a que ya no todo es como antes de vivir la pandemia.

Cómo afrontar la vuelta al trabajo tras el coronavirus

Muchas cosas han cambiado, y es inevitable que haya incertidumbre y miedos. Vamos a tener muchas reacciones que no comprendemos con las cuales hay que lidiar. A continuación, veremos qué puede pasar con la vuelta al trabajo y qué podemos hacer al respecto.

Consecuencias de la vuelta al trabajo coronavirus

En la gran mayoría de personas ahora mismo hay tensión e incertidumbre por lo que va a pasar con su empleo. Por diversas circunstancias, hay una mayor inseguridad entre los empleados y empresarios. Se han reestructurado muchos puestos de trabajo y, en muchos casos, las condiciones del trabajo son diferentes y no queda más remedio que adaptarse a ellas.

En la situación actual es habitual que haya una mayor sensación de inseguridad. Son muchas normas que debemos seguir que antes pasaban totalmente desapercibidas: la distancia social, la mascarilla, el frecuente lavado de manos, etc. Hace que tengamos que estar hipervigilantes, en un estado de alerta casi constante. Nos sentimos preocupados por nuestra seguridad y por la de los demás. Esto puede fácilmente generarnos estrés.

Podemos sentir estrés

Los primeros días de la vuelta al trabajo coronavirus hay una gran exigencia, con el fin de recuperar todo el tiempo perdido. Esto hace que tengamos dificultades para descansar, haya desórdenes alimentarios y nos encontremos más irritables que de costumbre.

A todo esto, se le añade que muchas personas están pasando por un duelo personal, tras las pérdidas que han podido tener durante este tiempo. Con cualquier pérdida significativa es necesario hacer un duelo, y esto hace que tengamos momentos de tristeza, rabia y desorientación.

Afrontar la pérdida de seres queridos

Todo esto son solo alguna de las circunstancias con las que nos encontramos a la vuelta al trabajo tras vivir el confinamiento. Pero ¿qué podemos hacer al respecto para mantener una buena salud mental?

Recomendaciones a la hora de la vuelta al trabajo

Seguro que nos tenemos que enfrentar a muchos cambios. Aunque esta situación es inevitable, es importante que resolvamos todas nuestras dudas para al menos sentirnos seguros con lo que hacemos. Así conseguiremos tener una mayor confianza.

Poner nuestra atención en lo que sí podemos hacer. Tenemos en nuestros pensamientos muchas cosas que podríamos haber evitado o han pasado desagradables, pero es hora de centrarse en las soluciones y en lo que sí podemos hacer en la actualidad para que todo vaya mejor.

Encontrar soluciones

Al principio es importante no exigirse mucho. Los cambios siempre son complicados y nos tenemos que dar un tiempo para ir adaptándonos poco a poco. Si pretendemos hacerlo por la vía rápida hay mayores posibilidades de frustración, y de que se acabe tardando mucho más en el proceso de adaptación.

Hay que seguir informados, pero siempre evitando la sobreinformación. Ya que eso nos genera un estado de alerta constante que nos lleva a vivir nuestro día a día con estrés.

Cuidarnos y encontrar tiempo para nosotros: es necesario que nos cuidemos en el sentido de hacer deporte, alimentarnos bien, y encontrar momentos para nosotros mismos con la intención de relajarnos y desconectar