Cómo educar a los hijos sin perder la paciencia

A la mayoría de los padres se les agota la paciencia cuando se trata de cómo educar a los hijos. Acaban dando gritos y perdiendo el control de la situación. Si bien esto es algo habitual, no es lo más aconsejable, ya que esta forma de proceder se vuelve irremediablemente en contra de nosotros mismos.

Es innegable que educar a los hijos no es algo sencillo, requiere de un trabajo mental y una energía excepcional. Por eso hay que buscar métodos que, además, de beneficiar a nuestros hijos, nos permitan ir algo más relajados para no estar constantemente estresados, y acumulando una tensión que acabe afectando a nuestra salud. Al perder el control y los nervios es fácil que acabemos gritando, y esto es algo en lo que no debemos caer, como veremos a continuación.

Educar sin gritar tiene sus beneficios

Muchas personas se habrán preguntado ante las dificultades que pasan en cómo educar a sus hijos ¿es posible educar sin gritar? Aunque para muchos padres este trabajo resulte toda una odisea, la respuesta es sí, efectivamente, se puede educar sin gritar.educar sin gritar

Como bien decimos, la mayoría de los padres hemos caído en esta trampa, de alzar el volumen de nuestra voz y decir alguna palabra más alta que la otra, cuando nuestro hijo no hace caso, hace alguna de sus trastadas o, simplemente, nos lleva al límite.

Aprender a controlar y modular el volumen de nuestra voz no solo nos ayuda a no perder el control de la situación, sino que además estaremos inculcando valores fundamentales como el respeto, la paciencia y la tolerancia. Aunque gritar es un sistema cómodo y fácil para la mayoría de los padres, no es el más aconsejable.

Los expertos de la psicología, no recomendamos este tipo de sistema sobre cómo educar a los hijos, ya que acaba siendo contraproducente. Educar gritando aporta a tanto a los padres como a los niños un fuerte malestar, estrés constante, frustración, rabia, desmotivación, y también un mal ejemplo, ya que ellos acabarán repitiendo esta conducta, tanto con los padres como con las demás personas de su entorno.

Tenemos que hacer un esfuerzo para educar sin caer en los gritos ya que además de evitar todo lo que hemos comentado que resulta negativo, también tiene beneficios de aportar valores a nuestros hijos, y enseñarles cómo han de resolver los problemas, adversidades y conflictos, sin necesidad de emplear la agresividad. Esto hace que apliquen nuestro ejemplo para gestionar sus emociones y regular la intensidad de su rabia y malestar.

educar en positivo

Claves sobre como educar a los hijos sin necesidad de gritar

Es necesario esforzarse por conseguir no gritar para educar a nuestros hijos. Los beneficios como hemos visto, bien merecen la pena. Además es algo que nos aportará un ambiente en casa más apacible, lleno de paz y serenidad, algo muy positivo también para el desarrollo de la personalidad de nuestros hijos.

Te mostramos algunas de las claves para que no caigas en la tentación de gritar:

Empatiza y mira desde sus ojos: no te olvides que son niños, que no razonan ni ven la vida como nosotros, por lo tanto no podemos exigirles que se comporten como adultos. Ten en cuenta que ellos no tienen maldad y no hacen las cosas con ninguna mala intención.

Escucha activa: practica la escucha activa con tus hijos y ya de paso ello también aprenderán a escuchar de esta forma tan saludable. Cuando no te hagan caso o hayan hecho algo que consideras negativo, no pierdas el control, no alimentes el conflicto. Párate un momento y escucha su versión, cómo se sienten y qué quieren realmente expresarte. Explícales tranquilamente lo que te parece y porque han de atender a lo que les aconsejas.

Reflexiona con ellos: reflexiona sobre cada una de las situaciones en las que generas rabia o malestar por la conducta de tus hijos. Mira en ti qué es lo que ocurre, y porque te alteran tanto ciertas conductas, de esta forma aprenderás mucho acerca de tu incomodidad y tus conflictos internos. Respira, controla la intensidad de la emoción, y consigue que la situación no suponga una angustia, ni un momento desagradable para ti y tus hijos.

Cómo educar a los hijos es algo que se cuestionan muchos padres, con lo que te acabamos de aclarar a lo largo del texto, está claro que educar sin gritar es posible, y además es lo más recomendable.

Cómo educar a los hijos sin perder la paciencia
4.7 (93.33%) 3 votes

2018-05-30T11:11:06+00:00

Deje su comentario