¿Eres consciente de la importancia de ser empático?

La empatía es una de las habilidades sociales más importantes, ya que nos permite entender, comprender y tolerar mejor a las personas de nuestro entorno. Siempre se ha dicho que significa ponerse en lugar de otras personas, pero va mucho más allá, por eso a continuación vamos a profundizar en la empatía y su importancia.

Las relaciones humanas son complejas, precisamente porque el modo de sentir, actuar, gestionar las emociones, dificultades y sentimientos es diferente en cada uno de nosotros. Muchas veces tenemos la creencia de que es lo correcto y cómo se deben hacer las cosas, pero entender que esto es distinto en cada ser humano es imprescindible para aprender a relacionarnos de una forma más sana y tolerante.

¿Qué supone tener empatía?

Esta habilidad social, como cualquier otra, es algo que vamos aprendiendo desde nuestra niñez, nos la van inculcando nuestros padres, profesores y entorno más próximo. Por lo tanto, con la empatía no se nace, más bien se construye, y todas las personas, en principio, tienen la capacidad de ser empáticas.

¿Qué supone tener empatía?

La empatía supone tener la capacidad para poder comprender los sentimientos y emociones de otras personas con las que nos relacionamos. La empatía y su importancia en la sociedad es vital, ya que nos permite conocer mejor a las personas, entenderlas y por lo tanto ayudarlas. A la hora de comunicarnos la empatía nos permite ser más claros y que así haya menos malentendidos.

¿Cómo saber si alguien tiene empatía?

Antes de nada, hay que entender que la empatía no es un valor absoluto (se tiene o no se tiene), es algo más bien gradual y que podemos desarrollar en cualquier momento de nuestras vidas. Comenzando por nosotros mismos, podemos saber si tenemos más o menos empatía por cómo mostramos nuestros sentimientos y comprendemos los de los demás. También se comprueba por cómo aceptamos, toleramos y respetamos a las personas que sienten de forma diferente a nosotros, y tienen un comportamiento distinto.

La empatía y su importancia en la niñez y edad adulta

El mejor momento para que aprendamos esta habilidad social es la niñez, ya que nos resulta más sencillo. Sin embargo, para que este aprendizaje se produzca, los padres han de saber cómo mostrar sus sentimientos a la vez que hablar de ellos sin ocultarlos. Los hijos deben aprender a expresar sus propias emociones, para así poder interpretar y entender las de otras personas.

La importancia de la empatía en la niñez

Un ambiente en el que se han aceptado y comprendido las emociones y sentimientos del niño, favorece el desarrollo de la empatía en la edad adulta. Esto, desafortunadamente no siempre es posible, pero no significa que no se pueda desarrollar. En la edad adulta, las personas que tienen un menor grado de empatía, tienen más dificultades para mantener relaciones sanas. Esto supone un menor conocimiento de sí mismo y de los demás. Algo que influye en el entorno laboral, familiar, de pareja, etc.

Cómo desarrollar la empatía

Hay una serie de recomendaciones que se pueden ir aplicando para desarrollar mejor la empatía, ya que podemos llegar a ser más empáticos gracias a nuestra propia voluntad de querer serlo. Quienes tienen problemas derivados de la falta de empatía, es aconsejable que consulten a un psicólogo especialista, ya que les guiará en todo el proceso. Resulta esencial para ir aprendiendo diferentes estrategias y conductas que nos lleven a desarrollar mejor nuestra empatía.