Hay momentos en los que la pareja no sabe muy bien qué hacer con la relación, cómo solucionar los conflictos o cómo resolver ciertas cuestiones importantes que afectan a la interacción. Ante determinadas situaciones lo más conveniente es acudir a terapia de pareja. Te vamos a mostrar a continuación para que sirve la terapia de pareja y cómo funciona.

Para qué sirve la terapia de pareja ¿Realmente funciona?

¿Por qué ir a terapia de pareja?

Seguro que en más de una ocasión te has preguntado para que sirve la terapia de pareja, cuándo es necesario ir y para qué.

Estas son algunas de las funciones de la terapia de pareja:

Comunicación efectiva

Aprender a comunicarse de una forma más sana y efectiva supone tener una relación más satisfactoria. Los malos entendidos provocan discusiones frecuentes, que llevan al conflicto, desilusión y provocan un estrés contante.

En la terapia de pareja se adquieren habilidades para escuchar, decir las cosas de una forma más clara y objetiva, expresando lo que se siente y lo que se desea, sin culpabilizar ni atacar.

Desenvolverse ante crisis puntuales

Adquirir estrategias para desenvolverse ante una crisis puntual, con el fin de salir reforzados de la situación, es algo que muchas parejas necesitan. Se han quedado estancadas en situaciones concretas de las que no saben salir, y es conveniente para ello ayuda de un profesional especializado.

El tiempo no resuelve estas crisis, y por lo tanto van empeorando hasta el punto de ser un motivo de ruptura.

Empatizar para comprender y entender mejor a la otra persona

La empatía es una de las bases para que toda relación de pareja funcione. En ocasiones falla y genera muchas dificultades en la relación. Esta es una de las claves de cómo funciona una terapia de pareja, se aprende sobre todo a empatizar, ejercitando las estrategias necesarias para entender mejor en todo momento a la otra persona.

Conocer sus necesidades, dificultades y vulnerabilidades para saber cómo hablarle en ciertos momentos, y comprender lo que le sucede.

Pareja hablando sobre un puente

Recuperar la relación

Hay ocasiones, donde la relación ha pasado por muchas situaciones difíciles y con el pasar de los años ha ido perdiendo fuerza, ha decaído la motivación, la ilusión, y ya no resulta tan satisfactoria la relación. De alguna manera se ha perdido la chispa, pero no todo está perdido.

En este punto es fácil saber para qué sirve la terapia de pareja, ya que ayuda a las relaciones a que hagan cosas para volver a recuperar aspectos que se han ido deteriorando o simplemente se han olvidado, y no se les ha prestado suficiente atención.

Mediante conductas específicas se puede recuperar la emoción de estar en pareja, la pasión y las ganas de pasar tiempo juntos. Reactivar la relación es posible si ambos están comprometidos para hacerlo. Sin embargo no siempre ambos integrantes están dispuestos a pasar por este proceso. Descubre qué hacer si tu pareja no quiere ir a terapia.

Amortiguar el dolor de una ruptura

No siempre la terapia de pareja tiene como objetivo hacer que la relación siga adelante. Hay situaciones donde lo mejor para cada uno es terminar con la relación, y no saben cómo hacerlo para que sea lo menos traumático posible, y siguen manteniendo algo por lo que ya no tienen ninguna ilusión ni esperanza.

Hay situaciones donde lo mejor para cada uno es terminar con la relación

Los compromisos atan mucho a estas parejas, y salir de la relación es complicado, por eso resolverlo en terapia es una buena idea. De esta manera, se aclara todo lo necesario y se prepara para salir de la relación, para que cada uno se sienta mejor consigo mismo y con la otra persona.

En estos puntos hemos visto cómo funciona una terapia de pareja y para qué sirve. Son algunos de los motivos más comunes, aunque es recomendable ir siempre que se necesite, con la intención de sentirse mejor y aprender a sufrir menos.

Pide cita

Pide cita para terapia de pareja

En Más Vida Psicólogos somos especialistas en terapias de pareja, podemos ayudarte a revertir esta situación y superar los problemas.

Pide cita