¿Sabes qué es un mitómano?

De una forma u otra, todos hemos tenido que mentir en alguna ocasión, esto es algo incluso necesario en diversos contextos. Otra cosa muy diferente es el mitómano, que se da en personas que hacen de las mentiras su forma de vida, convirtiéndose en mentirosos compulsivos. Veamos a continuación el significado real de mitómano y cómo es posible ayudar a estas personas.

¿Qué es un mitómano?

Como hemos comentado, la mentira no resulta ajena para nadie, y difícilmente alguien puede decir que no ha mentido nunca. Para el mitómano la mentira es mucho más común que para el resto de los mortales, es una forma de vida.

Lo peculiar en el mitómano y lo que lo distingue es la mentira compulsiva, sin llegar a tener realmente la intención de obtener nada a cambio. Llega a ser una tendencia de mentir ante cualquier circunstancia, por ridícula e innecesaria que sea la mentira. Tiene facilidad para inventar historias, de manera que cuando lo descubren en sus mentiras, sigue mintiendo haciendo más compleja e inverosímil su historia.

Las historias de un mitómano

Quien padece de mitomanía se siente cómodo mintiendo llegando a ser algo patológico, mientras que se siente raro cuando tiene que decir alguna verdad. Esto sucede porque la mentira acaba siendo una necesidad constante.

¿Cómo se genera esta conducta?

Aunque la mentira patológica del mitómano experimenta su mayor auge en la juventud o edad adulta, las raíces de este tipo de personalidad vienen precedidas en la infancia. Esta tendencia se puede afianzar como consecuencia de los castigos recibidos, reforzando la conducta negativa. Por eso a los niños es necesario explicarles la diferencia entre la realidad y la fantasía, transmitiéndoles valores como la responsabilidad y honestidad.

La conducta de un mitómano

Otra de las circunstancias que puede desembocar en esta patología, es por una persona que tiene el hábito de eludir sus responsabilidades. El niño se acostumbra a contar historias para no tener que hacerse cargo de las consecuencias de sus actos, echando la culpa a cualquier persona, e incluso a entes imaginarios. Si los padres lo dejan pasar y permiten estas acciones, el niño aprende a reaccionar de esta forma ante cualquier inconveniente, convirtiéndose en un adulto que ha adquirido esta tendencia patológica.

A nivel cerebral es parecido a lo que sucede con las adicciones. Este riesgo de que puedan descubrir la mentira, no resulta desagradable, más bien resulta atractivo. Así es cómo se produce la descarga de adrenalina, lo que se traduce a nivel cerebral como una recompensa fortaleciendo así la conducta. Por eso, el paso del tiempo y la repetición no hacen más que empeorar una posible solución.

¿Cómo ayudar a un mitómano?

Un mitómano difícilmente puede llevar a cabo una vida satisfactoria. En el ámbito de las relaciones sociales y sentimentales acaba fracasando, ya que como es lógico ninguna persona puede depositar su confianza en alguien con este tipo de conducta. La mentira patológica puede hacer que pierdan su trabajo, rompan con su pareja, tengan problemas familiares y acaben aislándose socialmente.

Cómo tratar a un mitómano

Hay que tener en cuenta que tras esta personalidad hay una persona insegura con baja autoestima. Quien padece de mitomanía cree que si se muestra tal y cómo es no será aceptado. Por eso las mentiras e historias que cuentan tienen que ver con personas a las que admiran, convirtiendo sus vidas e ideas en un plagio.

Lo que necesita el mitómano es aprender habilidades sociales y reforzar su autoestima. Es necesario que se sienta satisfecho con su realidad y que logre aceptarse a sí mismo. Esta es una de las claves principales sobre cómo ayudar a un mitómano.

Es necesario que esta persona no se sienta en la necesidad de tener que estar mintiendo constantemente, es por eso que debe aprender otros recursos que le aporten seguridad y confianza.

Una vida en torno a mentiras jamás será una vida feliz y una vida plena. Por ello es tan importante ponerse en manos de psicólogos expertos que ayuden a este tipo de pacientes, que, en la mayoría de los casos, no son conscientes del daño que hacen a sus seres queridos y a sí mismos.

Pide cita

Pide cita a un psicólogo profesional

En Más Vida Psicólogos puedes pedir cita para tratar la mitomanía y recuperar la tranquilidad de decir la verdad.

Pide cita