Enfermedades psicosomáticas, lo que te provocas tú

La relación entre los problemas psicológicos y los problemas físicos, es muchas veces más clara de lo que imaginamos. Las enfermedades psicosomáticas son bastante frecuentes, afectando a una gran parte de la población. No cabe duda de que nos interesa conocer mejor este proceso, para entender lo que nos provocamos a nosotros mismos.

Frecuentes dolores de cabeza, molestias gastrointestinales, agotamiento, fatiga, e incluso enfermedades cardiovasculares y otras muchas, se ha descubierto que pueden estar influidas por factores psicológicos.

Hasta una cuarta parte de las personas que acuden a su médico de atención primaria presentan enfermedades físicas, que tienen una estrecha relación con el aspecto psicológico, tratándose, por lo tanto, de enfermedades psicosomáticas. Veamos en más detalle qué son y lo que suponen.

¿Qué son las enfermedades psicosomáticas?

Cada vez son más evidentes este tipo de enfermedades psicosomáticas, ya que incluso los médicos lo comprueban cada día en sus consultas. La relación que hay entre nuestra mente y el cuerpo resulta obvia. Al igual que las enfermedades físicas influyen en nuestro estado psicológico, provocándonos ansiedad, bajo estado de ánimo, desmotivación, preocupación y miedo. También los problemas psicológicos provocan síntomas físicos.

¿Cuándo sabemos si es una enfermedad psicosomática?

Se sabe que se trata de una enfermedad psicosomática, y que una persona sufre de somatizaciones cuando tras un examen médico, estos síntomas no pueden ser explicados por una enfermedad médica. Puede suceder, además, que la persona padezca una enfermedad médica y que las consecuencias sean excesivas en relación a lo que cabe esperar. Quien sufre estas molestias, presenta frecuentes limitaciones en la mayor parte de aspectos de su vida cotidiana.

Como cabría esperar la medicina tradicional se centra en los aspectos físicos, olvidando la causa del problema y lo que la está manteniendo. Se intentan poner parches para reducir los síntomas físicos, pero estos aparecen una y otra vez, y esos parches que suelen ser farmacológicos, también tienen sus repercusiones para la salud.

Quiero una primera cita

¿Necesitas un primer reconocimiento?

En Más Vida Psicólogos Málaga podemos ayudarte a revertir esta situación y acabar con estos problemas.
Quiero una primera cita

No descuides el aspecto psicológico

Tras estas enfermedades que no logran apaciguarse de ninguna forma, siendo los síntomas físicos parte de nuestro día a día. Hay una raíz psicológica que está manteniendo los síntomas físicos. Nuestro cuerpo habla de los problemas y conflictos que no estamos atendiendo.

Cuando no tomamos consciencia de esto, seguimos manteniendo activos los síntomas físicos, intentando poner parches que no ofrecen una clara solución. En este sentido solo somos nosotros los que nos estamos perjudicando, por el hecho evitar o no querer afrontar nuestros problemas de origen psicológico.

La persona más adecuada para poner remedio a esta situación es el profesional de la psicología. Es recomendable que las enfermedades psicosomáticas sean tratadas de forma multidisciplinar, para que, tanto los aspectos psicológicos como los físicos, sean atendidos.

Por eso forma parte de ti no descuidar el aspecto psicológico que puede estar causándote molestias físicas. Es importante que tomes consciencia, de que la raíz de tus molestias pueden tener una causa psicológica, la cual hay que dar cabida para ofrecer soluciones más consecuentes con los síntomas que estás sufriendo.

Es verdad que estamos acostumbrados a pensar que cualquier dolor o molestia física, está relacionado directamente con alguna enfermedad física. Sin embargo, las enfermedades psicosomáticas también pueden estar siendo los causantes de estos síntomas.

Quiero una cita

¿Necesitas ayuda profesional?

En Más Vida Psicólogos Málaga podemos ayudarte a revertir esta situación y acabar con estos problemas.
Quiero una cita

La salud psicológica está en relación con la salud de tu cuerpo

Los problemas psicológicos no solamente se manifiestan a través de la tristeza, el dolor emocional, el desequilibrio, sentimientos de inferioridad, etc. Sino que también están en consonancia con tu cuerpo. En esta doble vía, tus conflictos y enfermedades psicosomáticas repercuten en tu organismo, al igual que una enfermedad física tiene repercusiones a nivel psicológico. Por lo que te recomendamos en todo caso que no descuides ninguno de estos aspectos, y seas consecuente con el beneficio de tu salud en toda su totalidad.

Enfermedades psicosomáticas. Lo que te provocas tú.
4.8 (96.67%) 12 votes

2018-11-16T09:29:07+00:00

Deje su comentario