Al cabo del día las personas generamos multitud de pensamientos de todo tipo. Pero ¿qué sucede con los pensamientos negativos obsesivos? Los que aparecen una y otra vez no dando lugar a nuevos pensamientos y nuevas perspectivas, y se acaban apoderando de nuestra mente. Resulta de vital importancia aprender a eliminarlos, te mostraremos cómo.

Cómo eliminar pensamientos negativos obsesivos

Los pensamientos forman parte inevitable de nosotros mismos, de lo que somos y cómo nos hemos ido desarrollando a través de las experiencias por las que hemos pasado. No hay que olvidar que esos pensamientos solamente tienen el poder que nosotros le otorguemos. Eliminar pensamientos negativos para que no determinen tus decisiones es algo fundamental, tal y como podrás comprobar.

Los pensamientos negativos, así como la frecuencia con la que llegan y su intensidad, constituyen un tema principal en el malestar de todos estos “valientes” (como nos gusta llamarlos en nuestro equipo) que llegan cada día a la consulta con ganas de mejorar y superar. El malestar que provocan llega a ser casi insoportable emocionalmente hablando. Cómo eliminar los pensamientos negativos así como transformarlos en pensamientos positivos es nuestra intención con este artículo.

Los seres humanos tienden a establecer metas y a realizar propósitos y, activamente, procuran conseguirlos. Las dos metas básicas de la mayoría de las personas son: Permanecer vivo y conseguir el mayor bienestar y el menor dolor posible. El objetivo fundamental de la terapia de la ansiedad es ayudar a las personas a minimizar o eliminar aquellos trastornos emocionales que interfieren con sus metas básicas.

¿En qué se dividen las emociones y conductas?

Las emociones se dividen en adecuadas e inadecuadas

Conducta, pensamiento y emoción están fuertemente interrelacionados. El fracaso en conseguir las metas básicas se produce cuando el individuo presenta conductas inapropiadas, sentimientos inadecuados y creencias irracionales.

Las emociones adecuadadas, son todos aquello sentimientos positivos y negativos que va experimentando un individuo a lo largo de su vida que no interfieren con el establecimiento y consecución de metas. El amor, el placer, la curiosidad, la alegría, son algunos de los ejemplos de emociones positivas adecuadas. El dolor, la tristeza, la frustración, la incomodidad o el malestar, serían ejemplos de emociones negativas adecuadas.

Las emociones inadecuadas, por el contrario, son todos aquellos sentimientos positivos o negativos que interfieren seriamente con la consecución de las metas básicas de mantener la vida y conseguir la felicidad. Entre los sentimientos positivos inadecuados estarían la grandiosidad o prepotencia, entre los negativos los sentimientos de ira, depresión, ansiedad, desesperación, desesperanza, incapacidad o inutilidad. Pensamiento negativo. Estos sentimientos se consideran inadecuados, fundamentalmente, porque incrementan la percepción subjetiva de malestar o frustración y suelen bloquear las acciones que facilitan el afrontamiento de las dificultades que surgen en todo proceso de consecución de metas.

pensamientos negativos

Las conductas también se dividen en: “apropiadas” e “inapropiadas”

Las conductas inapropiadas serían todas aquellas acciones que impiden o dificultan la consecución de las metas