Relaciones tóxicas de pareja, reconocimiento y prevención.

En los últimos años las terapias de pareja se han postulado como una de las mayores demandas en consulta. Era hora de que la sociedad se acercarse a conocer como la psicología puede intervenir en la relación de pareja y los beneficios que esto puede tener en el mantenimiento de la misma de forma sana.

Muchas terapias de pareja empiezan trabajando en individual, es decir, una de las partes acude a consulta con la sensación de decepción, tristeza, frustración y malestar con respecto a su relación. Ahí es cuando empezamos a darnos cuenta de que hay que evaluar qué tipo de relación se tiene, hasta que punto es sana y hasta que punto te interesa. 

Pero, ¿qué señales indican que una relación de pareja es tóxica? ¿por qué mantenemos una relación aún sabiendo que es tóxica? ¿cómo podemos prevenir que nuestra relación se convierta en insana?

¿Qué es una relación tóxica?

Nos damos cuenta que una relación es tóxica cuando transgredimos en derechos que tenemos en una relación de pareja. La mayoría de la gente piensa que el tema de los derechos humanos es algo que concierne a los políticos, la ONU o a los países del tercer mundo, y no se percatan de que su importancia se revela en todos los aspectos de la vida interpersonal. Creemos que el amor, por su magnificencia y glorificación, está por encima de la humanidad, que es algo tan limpio y puro que no puede contaminarse con lo mundano. Nada más falso. En las relaciones afectivas, llámese amistad, pareja o familia en general, los derechos humanos son violados sistemáticamente.

Un breve repaso y extensión de la Declaración Universal de los Derechos Humanos a los vínculos afectivos nos muestra que muchos de estos derechos se violan sistemáticamente en las relaciones de pareja y que simplemente lo aceptamos porque están amparados por el “manto sagrado” del amor. Veamos:

 Artículo 3: Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.
 Artículo 4: Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre: la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas las formas.
 Artículo 5: Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.
 Artículo 12: Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en la vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o su reputación.
 Artículo 16: Los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen derechos, sin restricción alguna por motivo de raza, nacionalidad o religión, a casarse y a fundar una familia, y disfrutarán de iguales derechos en cuanto al matrimonio, durante el matrimonio y en caso de disolución del matrimonio.
 Artículo 18: Todas las personas tienen derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual o colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.
 Artículo 20 (1): Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas.

 

¿Cómo saber si mi relación de pareja es tóxica? 10 señales para identificarla

  1. Existe una lucha de poder: El pelear por quien toma las decisiones y quien dice cómo hacer las cosas hace que el “perdedor” o “sometido” sienta una gran frustración.
  2. Te sientes superior o te hacen sentir menos.
  3. Piensas que tienes que demostrarle a esa persona lo que vales.
  4. Sientes culpa, porque haces o porque dejaste de hacer.
  5. Crees que debes cuidar o salvar a la persona, esto genera un gran peso y carga emocional.
  6. Crees que necesitas al otro. Si sientes que no podrías sobrevivir sin la otra persona, puedes caer en el TOC de amores y hay algo que está muy mal, pues somos seres libres e independientes que debemos tomar el control de nuestras vidas y no cedérselo a nadie.
  7. Le tienes desconfianza. Para que una relación funcione debe de venir de la mano de la confianza, tanto para la otra persona como para ti mismo. El tener un autoestima saludable es la base para confiar en otros y poder establecer relaciones enriquecedoras y significativas.
  8. Hablan contigo sólo para compartir problemas, sin preocuparse de cómo estás tú.
  9. Existen peleas y agresiones verbales. Éste ya es un síntoma mucho más evidente que los anteriores, pues implica una falta de respeto directa.
  10. Ya se cruzó la raya de las agresiones físicas: esto no se justifica ni una sola vez. Si ya ha habido golpes u otro tipo de daño físico a tu persona o a tus cosas es momento de pedir ayuda urgente para salir de esa relación que te hace daño.