Síntomas de la pandemia: el síndrome de burnout que nos negamos a aceptar

El término Burnout, traducido como “estar quemado”, es uno de los síntomas de la pandemia que ha dañado sin duda a los trabajadores. Se ha hecho presente en la vida laboral desde siempre y ha generado marcadas consecuencias en la salud mental de quien lo sufre.

La crisis mundial ocasionada por la pandemia del Covid-19 ha llevado a numerosas empresas a optar por el empleo del home office. Esto, a pesar de que en un inicio parecía una buena idea, ha aumentado las dificultades para los trabajadores y, a su vez, ha logrado afectar a varias compañías.

¿Conoces qué produce el burnout y cómo prevenirlo o enfrentarlo? Sigue leyendo y aprende a identificar los factores de riesgo que acercan a una persona a padecerlo y qué hacer al respecto.

¿De dónde nacen los síntomas de la pandemia y el síndrome de Burnout?

El factor principal que produce el burnout es sufrir estrés elevado por un tiempo prolongado. Tristemente, este ha sido uno de los síntomas de la pandemia que ha afectado en gran medida a la mayoría de los trabajadores.

Evidentemente, no es igual trabajar desde casa a trabajar en un ambiente laboral. Por lo general, en el trabajo se cuenta con todas las instalaciones y herramientas necesarias para llevar a cabo las actividades que requiere cada puesto de trabajo.

Este estrés se origina a partir de los cambios en el estilo de vida laboral. Ha llevado a los empleados a adaptar sus hogares y ocupaciones de la vida cotidiana para ejercer sus cargos. Todo esto asociado al aumento de la carga de trabajo y la falta de motivación producto del confinamiento.

Origen del síndrome de burnout

Dichas circunstancias conllevan a una sensación de cansancio, agobio y agotamiento físico y emocional. La ausencia de un ambiente adecuado y favorable hacen que se produzca también una disminución del compromiso laboral e, incluso, de la calidad del trabajo realizado.

Entre otros síntomas de la pandemia que se relacionan estrechamente al incremento del estrés se mencionan la falta de concentración, ansiedad, alteraciones del sueño e incluso depresión. Estos son capaces de aumentar el riesgo de sufrir el síndrome de burnout.

¿Qué puedo hacer para prevenir el síndrome de burnout?

El estrés no siempre es un componente negativo en la vida de las personas. En ciertos casos este ayuda a que se obtenga una mejor productividad, siempre y cuando se encuentre bien controlado y la persona sepa manejarlo.

Sin embargo, sus niveles elevados pueden provocar consecuencias que afectan severamente la salud mental de una persona. Por lo tanto, es importante saber cómo sobrellevar las exigencias del mundo laboral actual.

Existen variadas recomendaciones para disminuir el gran impacto de los síntomas de la pandemia. Entre ellas tenemos las siguientes:

Organiza tu tiempo

Establece el límite de horas que deseas y necesitas emplear para realizar cada trabajo y define en cuál momento del día eres más productivo y eficiente. Esto sin olvidar el tiempo estipulado que se te indica para entregar las asignaciones.

Organiza tu tiempo