Las habilidades sociales y su importancia en la sociedad actual

Como bien sabemos todos, los seres humanos somos seres sociales. La comunicación es una parte esencial, ya que la mayor parte de las horas que pasamos despiertos, estamos en continua interacción social. Una gran parte de nuestro bienestar está relacionado con las habilidades sociales. Es por ello, por lo que las habilidades sociales son importantes. El hablar en público o vencer el miedo a decir no, se verán favorecidos con el manejo correcto de las habilidades sociales.

En otras épocas la vida era más simple (que no más fácil), había menos grupos, la movilidad era menor, las relaciones eran “claras” y los papeles estaban definidos. Actualmente, vivimos en un ritmo de vida más rápido y cambiante. Gran parte de nuestro éxito, está relacionado con nuestra capacidad para adaptarnos. Dicha capacidad de adaptación, está relacionada con nuestra destreza social. Por suerte, las habilidades sociales mejoran notablemente con la práctica.

Foyce (1980) propuso los siguientes fundamentos para ser más felices:

1. Ser más activo y mantenerse ocupado.
2. Pasar más tiempo en actividades sociales.
3. Ser productivo en un trabajo recompensante
4. Saber organizarse
5. Dejar a un lado las preocupaciones
6. Disminuir las expectativas
7. Aprender a desarrollar un pensamiento más adaptado a la realidad/situación.
8. Orientar/vivir en el presente
9. Tener un conocimiento, aceptación e imagen correcta de uno mismo.
10. Saber manejarse en diferentes contextos sociales.
11. Ser uno mismo.
12. Eliminar las tensiones
13. Las relaciones íntimas

¿Qué son las habilidades sociales?

La definición de habilidades sociales: un conjunto de conductas sociales que nos permiten interactuar y relacionarnos de forma efectiva y satisfactoria con los demás. Las habilidades se van aprendiendo y desarrollando a lo largo de nuestra vida, teniendo especial importancia durante la infancia, ya que es durante esta etapa donde aprendemos a relacionarnos. Las habilidades sociales pueden considerarse como vías o rutas hacia los objetivos del individuo. A continuación vamos a ver como desarrollar habilidades sociales en adultos y niños.

¿Qué características tienen las habilidades sociales?

– Se aprenden.
– Tienen un carácter de complementariedad, por ejemplo, entender el punto de vista del otro.
– Se adaptan a un entorno específico.

¿Cuáles son las funciones de las habilidades sociales básicas?

– Refuerzan la interacción.
– Mejoran la relación.
– Impiden la presión social.
– Mantienen la autoestima y disminuyen el estrés asociado a situaciones interpersonales conflictivas.

¿Cuáles son las habilidades sociales para niños y adultos? ¿Qué tipos de habilidades sociales existen?

– Autoconocimiento.
– Empatía
– Comunicación asertiva
– Relaciones interpersonales
– Toma de decisiones.
– Manejo de problemas y conflictos
– Pensamiento creativo
– Pensamiento crítico
– Manejo de emociones y sentimientos
– Manejo de tensiones y estrés.

Estas habilidades sociales se pueden aprender y mejorar con dinámicas de inteligencia emocional para adultos.

habilidades sociales más importantes¿Cuáles son las habilidades sociales más importantes?

Todas son importantes. Su importancia dependerá de la situación a la que nos enfrentemos. Ahora vamos a adentrarnos dentro de cada habilidad y vamos a ver técnicas para trabajar y entrenar las habilidades sociales.

Autoconocimiento:

Es la herramienta clave cuando hablamos de conseguir nuestras metas y materializar nuestros deseos. Es muy importante conocernos para saber cuáles son nuestros puntos fuertes y débiles. Para conseguir nuestros objetivos es necesario saber cuales son y con qué herramientas contamos para conseguirlos.

¿Cómo podemos conocernos mejor? ¿Qué ejercicios podemos realizar?

Para auto conocernos mejor, podemos realizar los siguientes ejercicios. Creemos que nos conocemos bien, pero nunca tenemos tiempo suficiente para fijar nuestros objetivos ni nuestras metas. Es como si por ejemplo, te montas en el coche y no sabes hacia dónde vas. Darás vueltas y más vueltas, con el correspondiente gasto de tiempo y dinero que ello supone. Al igual que al montarnos en el coche tenemos un objetivo, en nuestro día a día debería ser igual.

Algunos ejercicios para conocernos mejor son:

  1. La línea de la vida: hacemos una línea horizontal, dónde marcamos con un punto el centro el momento actual. Una vez marcado este punto, incluimos el resto de acontecimientos vividos. Con este ejercicio veremos todas las cosas relevantes de nuestra vida por escrito. Una vez realizado esto, pasamos al siguiente punto, rellenar nuestro futuro, aquí escribiremos nuestros objetivos a corto, medio y largo plazo. Una vez hecho este pequeño resumen de nuestra vida, podemos concluir con una pequeña autobiografía.
  2. Crea tu propio DAFO: es otro ejercicio muy útil para mejorar nuestro auto conocimiento. Es un ejercicio que se realiza para analizar las empresas. En este caso lo vamos a utilizar para conocernos nosotros mejor. Para ello necesitamos detectar cuáles son nuestras debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. Vamos a valorar tanto las características internas y externas.

Dentro de las características internas:
– Debilidad: buscar un aspecto negativo de una situación interna. Las debilidades hay que trabajar en corregirlas.
– Fortaleza: Buscar un aspecto positivo de una situación interna. Hay que trabajar por mantenerlas.

Dentro de las características externas:
– Amenaza: buscar los aspectos negativos del entorno exterior. Hay que trabajar para afrontarlas.
– Oportunidad: buscar un aspecto positivo del entorno exterior. Hay que trabajar en explotarlas.

Empatía:

Es la capacidad para comprender cómo se siente o piensa una persona, es decir, ser capaces de ponernos en su lugar. Por ejemplo, es la habilidad social que hace que una persona sea o no nuestra amiga. Cuando alguien nos está expresando una emoción la captamos y no es solo captarla, es a su vez, hay que saber comunicarla, para que comprenda que la estamos entendiendo. Por lo tanto, la empatía es una doble habilidad, por una parte, sería la capacidad para entender lo que el otro siente, y por otra, la capacidad para comunicarle esa comprensión de sus emociones. La empatía no sólo se da con emociones que expresen conflicto, sino también con emociones positivas.

¿Qué ventajas tiene ser empático?

– Ayuda a que la gente vea que alguien se preocupa por ellos, alguien les presta atención.
– Poder hablar de los problemas ya ayuda a sentirse mejor.
– Ayuda a comprender a los demás.
– Ayuda a tener amigos íntimos.

¿Inconvenientes al no ser empáticos?

– La gente no compartirá sus sentimientos con los demás.
– La gente tendrá menos deseo de escucharnos (ya que no se sienten escuchados por nuestra parte).
– Será difícil tener amigos íntimos.

Instrucciones o pasos para ser más empático:

  • Atención activa: observar cómo se siente la persona con la que estoy hablando. Escuchar lo que dice y prestar atención a la comunicación no verbal (gestos, postura, mirada…).
  • Atención centrada en cómo se siente esa persona: es decir, que situaciones están creando esos estados de ánimo. Percepción realista y acertada ( no confundir por ejemplo, enfado por tristeza o depresión por tristeza).
  • Atención emotiva: aprender a experimentar las emociones: es decir, saber que se siente al estar triste, alegre, enfadado…

¿Cómo dar la respuesta empática?

Una vez prestado atención a lo expuesto anteriormente, nos vamos a centrar a continuación en cómo dar la respuesta empática, para ello necesitamos:
– Repetir lo que la persona ha dicho, pero una sola frase y con palabras propias.
– Después aportamos la respuesta empática: “Te sientes….cuando/porque…”, “debes de haberte sentido muy mal en la situación…”, “entonces lo pasaste fenomenal cuando…”

Comunicación asertiva: 

Comunicarse de forma asertiva es, comunicarse en función a lo que yo siento, pienso , creo, sin faltar el respeto a los demás ni a mí mismo. Es decir, una persona que conoce cuáles son los derechos personales de cada uno. También se observa una comunicación asertiva en la parte no verbal de la comunicación cuando existe contacto ocular directo, nivel de voz adecuado, habla fluida, gestos firmes, manos sueltas, postura abierta… Y dentro de la conducta verbal, nos encontramos con frases del tipo:

“Pienso, siento, quiero, vamos a hacer, ¿cómo podemos solucionar este problema?…”

¿Qué puedo conseguir comportándome de forma asertiva?

– Mayor probabilidad de conseguir los objetivos.
– Mayor probabilidad a la hora de resolver problemas.
– Crea más oportunidades.
– La persona se siente bien consigo mismo y con los demás.
– Siente que tiene el control en las diferentes situaciones.
– Disfruta de las relaciones sociales.

Es importante aclarar lo siguiente:
– No hay un estilo de comunicación perfecto, si adoptamos la forma de comunicarnos asertiva es porque queremos conseguir nuestros objetivos, pero no porque DEBAMOS.
– Justo porque lo más importante es conseguir nuestros objetivos. Muchas veces es mejor callarse que defender los derechos.

¿Cómo se comunica una persona asertiva?

Expresa hechos: He estado esperándote mucho rato.
Expresa los sentimientos: Me he enfadado y me he puesto nervioso/a
Expresa una conducta concreta: si te vuelves a retrasar, avísame.
Expresa consecuencias: Harás mi espera más agradable.