Cómo ser fuerte mentalmente: 8 claves para conseguirlo

La fortaleza mental es algo que muchos buscamos, pero que trabajamos poco. Al igual que para tener un buen físico es necesario hacer deporte y comer sano,  con la mente sucede lo mismo. Es algo que tenemos que trabajar a diario para impedir que los pensamientos negativos nos invadan y cambien nuestra forma de actuar.

La fortaleza mental es imprescindible cuando se participa en actividades competitivas, ya sean laborales, deportivas o personales. También es muy importante cuando intentamos conseguir objetivos a largo plazo. La fortaleza se nutre de la motivación, ya que crece gracias a ésta y por eso mismo es algo que podemos trabajar.

A continuación proponemos 8 claves para cómo hacerse fuerte mentalmente.

1. Refuerza los componentes de la motivación

En primer lugar, debemos reforzar los principales componentes de la motivación que son:

    • Autodeterminación: es la capacidad de fijarnos en un objetivo concreto.
    • Concentración: la capacidad para enfocarnos en conseguir dicho objetivo.
    • Control: que nos permite mantener el equilibrio anímico.
    • Autoconfianza o lo que es lo mismo creer en nuestras capacidades.
    • Resiliencia: la capacidad de sobreponerse y dejar atrás las circunstancias adversas.

2. Evita lamentarte

Las personas mentalmente fuertes evitan perder el tiempo lamentándose, por el contrario practican una actitud mental positiva todo lo que se pueda. No se dedican a ir llorando sobre cosas que le han pasado o no echan la culpa a los demás, ya que el quedarse dándole vueltas y mas vueltas a un problema es solo un gasto de tiempo y energía, que además limita nuestras capacidades. Son personas que han aprendido que tienen el control de sus vidas y por lo tanto, es importante asumir la culpa, se dedican a buscar soluciones efectivas, tienden a auto concienciarse y aprenden de circunstancias pasadas.

3. Ten autocontrol

Las personas mentalmente fuertes son personas que tienen mucho autocontrol, es decir, personas que tienen una gran capacidad para gestionar sus emociones y saben como responder al exterior de forma adecuada a cada situación. Esto también hace que no sean personas que de dejan dominar, que saben cuales son sus puntos débiles, pero no los muestran para que nadie los pueda utilizar en su contra.

4. Acepta el cambio

En lugar de quedarse paralizadas al salir de su zona de confort, se adaptan al cambio. Son personas que aprovechan cada oportunidad que se les presenta. Aceptan los cambios como nuevos retos.

5. No te preocupes por agradar a los demás

No gastan su energía en intentar agradar a todo el mundo, son realistas y saben que eso es algo imposible. En lo que si trabajan es en ser justos, educados y agradables, pero sin intentar contentar a nadie, sino que cautivan a la gente mediante la sinceridad. Como ya sabemos la complacencia no es nada buena para nadie, y además, limita la capacidad de crecimiento.

6. No vivas en el pasado

No son personas que se hayan quedado ancladas en el pasado ya que esto no te deja crecer, mejorar y desarrollarte en el futuro. Por esto, las personas fuertes mentalmente se toman con la misma naturalidad un éxito y un fracaso.

7. Evita la envidia

No son personas envidiosas, se conforman con lo que tienen y luchan para conseguir lo que quieren.

8. Sé paciente

Son personas pacientes, que saben que el éxito no se alcanza en dos días, si no que es un proceso largo de mucho trabajo.

La consecuencia que todos esperamos es el triunfo, pero cuando se trata de una competencia, no todos ganan. Incluso hay quien merece el triunfo que queda fuera desbancado por otros. En este caso, la fortaleza mental que has desarrollado impide que caigas, hace que seas fuerte y no sea posible derrumbarte. Hará que comiences nuevos rumbos, nuevos caminos y que mantengas la calma y las ganas para seguir caminando.