Cómo superar el TOC, o trastorno compulsivo, es una cuestión que interesa a muchas personas que padecen este trastorno tan incapacitante y nos visitan con frecuencia nuestro centro de psicólogos Málaga.

Cómo superar el TOC sin medicación

Los medicamentos, en muchas ocasiones, lo que hacen es empeorar otros aspectos de la salud, y en ningún caso son una solución definitiva. Veamos a continuación qué es lo más recomendable para enfrentarse a esta problemática.

Indicaciones sobre el TOC (Transtorno Obsesivo Compulsivo)

El TOC es un trastorno de la ansiedad que ya tiene un pleno reconocimiento en nuestra sociedad, pues la mayoría hemos oído hablar ya de lo que supone este problema en la personas que lo padecen. Aunque la mayoría de nosotros sentimos ansiedad ante determinadas circunstancias, en el caso de la persona que padece de toc, esta ansiedad está presente la mayor parte del tiempo en su día a día, lo cual le genera un malestar significativo.

Los miedos y las preocupaciones limitan la vida de estas personas dificultando cualquier actividad diaria. Tanto adultos como niños pueden padecer este trastorno. Los medicamentos son utilizados a menudo para reducir los síntomas de la ansiedad, sin embargo, el problema sigue estando latente. Para saber cómo superar el TOC es necesario considerar la raíz del problema, y para esto es necesaria la psicoterapia. Si crees que puedes tener este problema, puedes hacer nuestro test para trastorno obsesivo compulsivo.

Los miedos y las preocupaciones limitan la vida de estas personas dificultando cualquier actividad diaria.

Cómo superar el TOC

En el trastorno obsesivo compulsivo los pensamientos se repiten continuamente, son intrusivos y llegan a ser perturbadores. Estas son las llamadas obsesiones. Con la finalidad de controlar y reducir estas obsesiones las personas con toc realizan rituales o comportamientos repetitivos que pueden parecer excéntricos (como lavarse las manos repetidas veces, cerrar la puerta un número determinado de veces antes de salir de casa, comprobar que todo está perfectamente en orden, etc.). Estas son las llamadas compulsiones. Las personas que padecen de toc se ven sometidas tanto a sus pensamientos como a sus rituales.

Tipos de TOC más comunes

Verificadores: personas que revisan de forma excesiva una determinada acción. Comprueban las cerraduras de las puertas o los aparatos electrodomésticos con una necesidad de doble o triple verificación. Nunca están seguro de haber completado la acción adecuadamente, se preguntan repetidas veces por ejemplo, ¿cerré la puerta del coche?, ¿me dejé la luz encendida?, ¿cerré el gas?…

Lavadores y limpiadores: estas personas están obsesionadas con la limpieza, la contaminación y el contagio a través de objetos o situaciones.  Lavan y limpian de forma compulsiva.

Repetidores: personas que tienen que realizar una acción de forma repetida sistemáticamente.

Hipocondríacos: temen tener una enfermedad grave ante cualquier síntoma extraño y piensan que ello puede acabar con su vida.

Ordenadores: personas que exigen que las cosas que les rodean estén dispuestas de acuerdo con determinadas pautas rígidas, incluyendo distribuciones simétricas.​

Acumuladores: almacenan objetos de los que no pueden deshacerse.

Numerales: aquellas personas que buscan sentido a los números de su alrededor, sumándolos, restándolos, cambiándolos hasta que les da un número significativo para ellos.

Filosofales: se encuentran en un proceso metafísico del que no pueden salir.

Ritualizadores mentales: representan pensamientos o imágenes de forma repetitiva con el fin de reducir las ideas o las imágenes obsesivas.

Obsesivos puros: sufren pensamientos negativos obsesivos reiterados, procesos mentales incontrolables y bastante perturbadores.

Supersticiosos: personas que sufren altos niveles de paranoia, disturbios de percepción y pensamiento mágico, en particular, la creencia que los pensamientos negativos o determinados actos pueden originar daños. Estas personas sienten el fuerte impulso de realizar tareas repetitivas (rituales) sin sentido aparente, para contrarrestar sus pensamientos intrusivos. Creen que si no hacen el ritual algo malo puede suceder.

Perfeccionistas: son muy autoexigentes y se preocupan por detalles menores e irrelevantes.

Preguntadores compulsivos: están continuamente preguntándose a sí mismos o a los demás sobre cualquier cosa por trivial o absurda que sea.​

Dubitativos e indecisos: dificultades con situaciones ambiguas e inciertas y a la hora de tomar decisiones. Dudan de sus acciones y necesitan la seguridad para reducir así la amenaza y por tanto calmar su ansiedad

Formas de vencer el TOC

Cómo superar el TOC es una pregunta que a menudo se la plantean quienes lo padecen. Resulta muy angustiante y frustrante vivir con este problema, por eso es necesario considerar cuáles son las posibles soluciones. Tras la desesperación muchos de estos pacientes deciden recurrir a los medicamentos, no obstante esta alternativa no interviene en la conducta que está manteniendo el problema.

Tratamientos para el TOC sin medicación